Fast Track

Fast Track es una solución pensada para pavimentos con necesidad de ser habilitados al tráfico rápidamente. Debido a su característica de resistencia temprana, permite que se habilite al tráfico, por ejemplo a partir de 12 horas* posteriores a la colocación del hormigón en obra.

Usos:

  • Reparaciones de autovías, calles pavimentos urbanas. intersecciones o en renovaciones de autopistas.
  • Construcción de nuevos pavimentos.
  • Obras aeroportuarias.
  • Pavimentos para industrias, patios de maniobra y almacenamiento.